La píldora del día después

Mientras en Honduras se reabre el debate sobre el uso de la píldora del día siguiente, en El Salvador el debate se sigue postergando. ¿Cuáles son los efectos de esta decisión y qué relevancia pueden tener las conclusiones de este Debate en El Salvador?

Un reportaje de Anna Karina Rosales y Mara Landa

Está prevista para ser discutida en el Congreso Nacional de Honduras una ley que penalice el uso y comercialización de la anticoncepción de emergencia con castigo de entre 2 y 6 años de cárcel. Desde el Colegio de Médicos apoyan esta propuesta pues el método de anticoncepción de emergencia está considerado abortivo y, por tanto, contrario a la ley del país. Sin embargo, las entidades defensoras de los derechos de la mujer muestran su preocupación dada la necesidad en el país de estos sistemas de anticoncepción para disminuir los índices de embarazo.

“La pastilla del día después crea un ambiente uterino hostil para la implantación. Nosotros tenemos que saber que para que un óvulo se fecunde normalmente tiene que haber ciertos ambientes que son favorables para la fecundación”, explica Elmer Mayez, presidente del Colegio de Médicos de Honduras. Por tanto, la discusión en torno al uso de la anticoncepción de emergencia no es de tipo médico, sino moral.

Más de 80 países han legalizado el uso de la píldora según el Observatorio Internacional de Bioética; sin embargo, en Latinoamérica son varios los que la prohíben incluso en casos de violación.

Educación sexual

Sin embargo, el problema de Honduras va más allá y es la escasa información sexual que tienen los jóvenes lo que realmente preocupa. Para Díaz están claros los efectos secundarios de la píldora y que no debe ser el anticonceptivo de rutina como es ahora; sin embargo, la penalización traería consecuencias peores pues aumentará el índice de adolescentes embarazadas que actualmente es del 21,4%.

Por su parte, Elmer Mayez, presidente del Colegio de Médicos de Honduras, coincide con Díaz en la necesidad de que las jóvenes busquen otros sistemas de anticoncepción más saludables. “La pastilla se ingresó al país con el objetivo de ser usada, y al principio se podía decir que existía una relativa popularidad por la pastilla, pero también es importante determinar que tal vez lo más importante no sea sino el uso, sino más bien el hecho de tratar de educar a la población para que no sea necesario usar la pastilla”.En Honduras, la píldora del día después es uno de los anticonceptivos más utilizados. “Las chicas la usan, primero porque la mayoría de ellas tienen relaciones sexuales sin protección. No utilizan un método anticonceptivo de rutina, eso está bastante vinculado a la construcción social y cultural que hay en el país alrededor de la sexualidad. Es un país bastante cristiano, entonces las chicas no utilizan método anticonceptivos de rutina, acuden a la píldora anticonceptiva de emergencia”, comenta Díaz. Desde el Centro de Derechos de la Mujer, se preocupan por la falta de información sobre los efectos secundarios y los peligros, pero hacen notar la necesidad de un acceso libre.

El Salvador

La cercanía geográfica con El Salvador podría catalizar una discusión similar en un país con un pensamiento conservador. Iniciativas salvadoreñas ya han fracasado en la despenalización del aborto o la legalización del matrimonio entre personas del mismo género. Sin embargo, una apertura en Honduras le daría un significativo giro al debate, tomando en cuenta el reciente cambio de opinión del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, respecto al tema.

¿Qué pensás? ¿Sos pro-vida (cómo se autodenominan los grupos en contra del aborto) o pro-elección? ¿Es necesario penalizar la pastilla del día después?

Anuncios